Lo que debes saber sobre las fuentes del derecho fiscal

fuentes del derecho tributario

Antes de empezar a enumerar cuales son todas las fuentes del derecho fiscal, lo adecuado es explicar brevemente qué es el derecho fiscal y en qué se fundamenta. Después de eso ya entraremos a hablar de lleno de todas las fuentes del derecho fiscal que existen. Mencionar antes que NO pretende ser un texto exhaustivo por un motivo muy sencillo: En internet tenemos poca paciencia, por lo que resulta más práctico explicaros lo fundamental aquí de forma perfectamente clara, y que si os queda alguna duda ampliéis en libros de derecho lo que os haga falta. De todas formas, la intención es que todo quede claro en esta guía de derecho fiscal.

¿De dónde surge el derecho fiscal? ¿Qué límites tiene?

Entendemos por las fuentes del derecho fiscal aquel grupo de normas y leyes del derecho que se encarga de regular en todos los aspectos la carga fiscal del Estado, es decir, todos los derechos y deberes relacionados de forma directa o indirecta con los impuestos y la contribución que deben hacer los ciudadanos para el mantenimiento de los servicios públicos.

[toc]

El motivo que existan las fuentes del derecho fiscal es común a todos los países, ya sea Finlandia, México o España, en cualquier país del mundo la fiscalidad y los impuestos se encargan de permitir al Estado tener un fondo de maniobra para poder cubrir todos aquellos servicios básicos y fundamentales para un país. Estos gastos incluyen la sanidad pública, estudios básicos así como subvenciones y ayudas de todo tipo. Eso sin olvidar el constante trabajo en mejora de infraestructuras públicas como son las carreteras o el desarrollo de vías de ferrocarril. Todo eso, sin la existencia de las leyes fiscales y tributarias, no podrían llevarse a cabo.

¿Cómo se limitan las fuentes del derecho fiscal para que no sean abusivas?

Lógicamente, tiene que existir una serie de medidas preventivas para proteger a los ciudadanos de cualquier posible abuso de sus derechos con impuestos excesivos y sin justificación. Si bien es cierto que el Estado se nutre en gran parte de los impuestos recaudados, hay que tener en cuenta que no todo vale a la hora de recaudar y siempre han de estar presentes los intereses ciudadanos. No tendría sentido sangrar a la población a base de impuestos si luego debido a ello no pueden disfrutar de un nivel de vida aceptable para la sociedad en la que vivan. El nivel de carga fiscal debe de ser aceptable para que la sociedad funcione adecuadamente.

Las fuentes del derecho fiscal se basan en los siguientes puntos fundamentales:

Las leyes fiscales no tendrán carácter retroactivo, es decir, que en ningún caso una nueva ley tributaria podrá exigir el pago de impuestos de épocas anteriores a que una ley entrara en vigor.

Todas las obligaciones fiscales y tributarias creadas por el Estado deben respetar la ley vigente y no contradecirla en ningún momento.

El derecho fiscal debe crear normas y leyes de obligado cumplimiento que sean proporcionales a lo que los individuos puedan costearse sin ponerles en situación de exclusión social. Es decir, ningún impuesto debe ser abusivo y suponer un gran impacto constante en la renta de las personas.

Los impuestos recaudados deben ser siempre en beneficio del pueblo utilizándose en obras sociales ya sea prestación de servicios, infraestructuras o ayudas.

Principios en los que se fundamentan el derecho tributario

Existen cuatro principios completamente fundamentales en los que se deben basar cualquier tipo de ley de carácter fiscal, estos principios son:

  • Principio de justicia

La carga fiscal a la que deben someterse los ciudadanos de un Estado de ser proporcional a los ingresos que éstos tienen, una carga demasiado elevada irá en detrimento de la sociedad al abusar injustamente de sus ciudadanos, por ello, debe buscarse que los impuestos sean justos y de acuerdo a lo que cada uno pueda aportar.

  • Principio de certidumbre

Este principio busca que se sepa en todo momento qué es lo que está sujeto a un impuesto de forma clara y determinada para evitar cualquier tipo de mal entendido y el cobro de impuestos cuando no exista razón de ello por parte del Estado. Aquello que esté sujeto a tributo, deberá estar concretado de forma exacta.

  • Principio de comodidad

Los impuestos siempre suponen una molestia para los ciudadanos ya que siempre tienen gastos que pagar, por ello debe buscarse el momento del año más adecuado para que la presencia de los impuestos tenga una menor presión sobre los ciudadanos. En España por ejemplo, los impuestos más grandes como el impuesto sobre los bienes e inmuebles que es una cuantía elevada, suele coincidir con las pagas extra de manera que resulte un esfuerzo menor su pago.

  • Principio de economía

Los impuestos deben de ser utilizados de una manera racional buscando que se aprovechen lo máximo posible en beneficio de la sociedad y bajo ningún concepto deben ser utilizados con fines lucrativos.

FUENTES DEL DERECHO FISCAL EXPLICADAS

Como ya mencionamos, no vamos a entrar en gran profundidad en este aspecto ahora, pero aquí tenéis información más detallada sobre todas las fuentes del derecho. Lo que haremos será mencionarlas por encima de manera lo suficientemente explicativa para que no existan dudas.

fuentes del derecho tributario

El derecho fiscal afecta a todo tipo de actividades de nuestro entorno.

Fuentes formales del derecho fiscal

  • Constitución

Entre las fuentes del derecho fiscal de carácter formal la fundamental y más importante es la constitución, instrumento completamente fundamental y cuyo peso es mayor que el de ninguna otra ley. Es la ley máxima y en caso de duda con otra ley, prevalecerá SIEMPRE la constitucional.

En la constitución se establecen las leyes tributarias que afectarán a la nación así como las circunstancias básicas que deben darse tanto para que exista un impuesto como su pago y las sanciones en caso de no hacerlo.

  • Tratados de carácter internacional

Los tratados internacionales son acuerdos entre dos o más países en los que se llega a un acuerdo entre ellos a fin de evitar conflictos jurídicos y tener una herramienta común con la que facilitar la resolución de posibles discrepancias o conflictos que se den en algún momento de forma rápida y amistosa. Uno de los beneficios de los tratados internacionales es que evitan la doble carga tributaria, es decir, si pagas un impuesto en un país, no tendrás que pagarlo en el otro.

  • Leyes ordinarias

Por debajo de la constitución y los tratados internacionales están las llamadas leyes ordinarias, las cuales son la fuente de carácter formal más importante cuando hablamos de fiscalidad.

Lo que debes saber sobre las fuentes del derecho fiscal
4.17 (83.33%) 18 puntuacion[es]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *