Fuentes de piedra, qué tener siempre en cuenta

fuentes de piedra artificial

Existen diferentes tipos de fuentes de piedra que pueden quedar de maravilla en función de cómo las diseñemos y de los cuidados que les demos para que duren mucho tiempo sin apenas mantenimiento. Por ejemplo, las fuentes de piedra para jardín planas resultan perfectas para espacios pequeños que necesitan un toque zen y el sonido del agua. El efecto que causan visualmente este tipo de fuentes de rocas no es el mismo si se coloca en un espacio pequeño donde resalta más que si se decide poner en un terreno amplio donde pasará más desapercibida y el sonido del agua al caer puede perder parte de su fuerza. El agua puede caer directamente en los bordes de la roca como una pequeña cascada o puede gotear sobre el borde deslizándose hacia abajo dándole más “brillo” a las fuentes de piedra natural para un jardín al aire libre a causa de los reflejos que provocará el sol con el agua en movimiento.

Las fuentes de piedra de jardín resultan más naturales y más estéticamente integradas son las que se encuentran en semiescondidas con el resto de la decoración del jardín o habitación en la que esté. En general, todas las fuentes de piedra están pensadas para crear paisajes y entornos naturales. El agua burbujeante que sube a través de la roca de de la fuente de jardín de roca tiene un cierto encanto que nos recuerda a algo que podemos encontrar en un bosque. Además este tipo de decoración tiene la ventaja de que tanto la construcción como el mantenimiento no podían ser más simples.

[toc]

IMPORTANTE: Si eres de Latinoamérica o fuera de España, aquí tienes el sitio que mejores precios he visto con fuentes de piedra de jardín. Si en cambio eres de España, te ahorrarás dinero si decoras tu casa comprando aquí la fuente.

Cómo instalar las fuentes de piedra artificial

fuentes de piedra artificial

Fuentes de piedra de pared en la entrada del patio de casa

Selecciona una ubicación cerca de una toma de corriente y que al mismo tiempo esté lo suficientemente cerca de una manguera de jardín para hacer más cómodo el proceso de llenar el depósito. Nuestro consejo es que busques un sitio que tenga plantas cerca, quedará mucho mejor así. Una vez sepas donde colocar tu fuente de piedra de pared o móvil tienes que marcar con pintura en aerosol (es lo más simple) el sitio en el que harás el agujero para el depósito donde pasará el cable que llevará el agua hasta tu fuente de agua.

Una vez hecho esto, el siguiente paso para instalar la nueva fuente decorativa de piedra es cavar un agujero de la misma profundidad y altura del envase plástico prefabricado que se utiliza como depósito del agua que se usará en el circuito de la fuente. Nuestro consejo es que una vez que tengas hecho el agujero le añadas unos 2 cm de arena más o menos en el fondo del agujero y después ya puedes colocar el envase de plástico, de esta manera quedará más estable. Ahora tienes que ajustarlo de modo que quede alineada lo más recto posible con el agujero que hiciste antes, lo ideal es  hacerlo usando un nivel.

Llena toda la base del recipiente con un poco de la tierra que sacaste antes del agujero cuando preparabas el depósito de la fuente de piedra. Eso sí, cuanto instalas las fuentes de piedra artificial tienes que asegurarte de dejarlas ligeramente por encima de la tierra de alrededor para evitar que entre suciedad y piedras dentro del depósito.

El siguiente paso es poner una bomba sumergible dentro del envase de plástico y pasar el cable a través de un trozo de tubo de PVC, luego lo colocamos en el agujero y lo cubrimos todo. Después sólo queda colocar el cañón metálico del agua en la bomba.

Tenemos que hacer un corte en el centro de la rejilla metálica y otro  igual en el centro de una malla metálica o tela delgada que usaremos a modo de filtro para cubrir la entrada de agua.

Hechos estos pasos, ahora toca perforar unos agujeros en las fuentes de piedras planas que vayamos a colocar en caso de que no venga ya perforada. Lo normal es que ya venga preparada, pero por si acaso te lo mencionamos para que no te vuelvas loco/a buscando cómo continuar la instalación de la fuente de piedra artificial. Los agujeros deben tener un diámetro de aproximadamente 5 mm más grande que la tubería de agua. Luego nos queda ponerlo bonito apilando piedras hasta lograr el efecto y la apariencia que se desee.

IMPORTANTE: Si eres de Latinoamérica o fuera de España, aquí tienes el sitio que mejores precios he visto con fuentes de piedra de jardín. Si en cambio eres de España, te ahorrarás dinero si decoras tu casa comprando aquí la fuente.

Coloca el tubo justo debajo de la superficie de la piedra más alta, retira la piedra y corta el tubo. Vuelva a colocar la piedra e instale el surtidor de agua burbujeante si tus fuentes de piedra lo traía. Básicamente sirve para crear burbujas, ponlo si quieres tener ese efecto o déjalo tal cual lo tienes si quieres agua de forma continua.

Llena el depósito con agua, enciende la bomba y prueba la fuente para ver cómo el agua fluye y si te convence la forma que tiene el agua de caer sobre las piedras. Arreglar las piedras y añade algunas más pequeñas rocas de forma que hagan cuña a las grandes hasta que estés satisfecho con el resultado de la fuente. Ahora lo único que hace falta es cerrar el suministro de agua y sellarlo con silicona y algo de pegamento entre las piedras y bajo ellas para que quede perfecto.

Una vez que la silicona se seque, ya puedes disfrutar de las fuentes de piedra artificial de pared o de piedra sola que acabas de instalar. Ya puedes descansar escuchando el sonido del agua y llenarte de orgullo. ¡Pero recuerda tener el depósito lleno de agua siempre para que la bomba no se estropee!

 

Fuentes de piedra, qué tener siempre en cuenta
4.56 (91.11%) 18 puntuacion[es]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *